DONKEYS and Co.

Esta marca singular de jabones y cosméticos a base de leche de burra nació del deseo de un enamorado de las obras hermosas de crear una gama original de productos sofisticados a base de leche de burra. Christophe Gauquelin, apasionado por el mar y la naturaleza, inició su vida profesional como capitán en la marina mercante. Pero, a los 30 años, se apodera de otro reto para estar más cerca de los hombres y de la naturaleza. Entonces, recorre los océanos en un barco de vela durante 10 años. Cada escala hará que nazca en él una toma de conciencia cada vez más importante de la fragilidad de nuestro planeta, pero también una pasión por los aromas gracias a sus viajes olfativos de un continente al otro. De vuelta a Europa, se ocupa de una sociedad de cosmética suiza, en Barcelona, durante más de 5 años y entra en contacto con ese oro blanco que es la leche de burra. Visiona el producto como algo necesario por su lado artesanal e intemporal, pero el proyecto tardará tiempo en concretarse. Busca a los mejores artesanos especializados y los inversores que puedan acompañar su proyecto. A inicios de 2011, tras una reunión familiar y con el apoyo de socios financieros, el proyecto se pone en marcha con jabones y después con cremas cosméticas. Actualmente, su marca DONKEYS and Co. y su sociedad THE DONKEY COMPANY proponen una alternativa de calidad a los profesionales que quieren comercializar productos nobles, un viaje olfativo y sensorial en el universo de la cosmética.

Tras un primer lanzamiento de productos en 2011, esta marca de cosmética atípica va a desarrollar una gama más amplia

Nuestro COMPROMISO MEDIOAMBIENTAL

Conscientes de nuestra responsabilidad para un planeta sano, hemos iniciado diferentes acciones para la protección de la tierra y de los animales, y para producir un impacto en nuestra tierra lo más débil posible.

Yvon Chouinard by Tom Frost Yvon Chouinard by Tom Frost

1% For the Planet
Para compensar el impacto medioambiental de nuestra actividad, hemos decidido afiliarnos a la asociación 1% For the Planet (1% Para el Planeta). Donkeys & Co. es así uno de los 120 miembros franceses afiliados a este movimiento mundial que reúne a más de 1.500 empresas que se comprometen a dar un mínimo del 1% de su volumen de facturación a asociaciones de protección del medio ambiente.
El 1% Para el Planeta fue creado en el 2002 por el fabricante de material de escalada, co-inventor del «clean climbing» y «alter-manager», Yvon Chouinard. Se ha convertido en una de las más importantes fuentes de financiación de las acciones de protección del medio ambiente en el mundo. Es el único organismo del mundo que trabaja de esta manera. La acumulación de donaciones desde la creación del club se eleva a más de 42 millones de dólares. Este dinero ha sido distribuido a más de 2.600 grupos medioambientales en el mundo. (Más información en www.onepercentfortheplanet.org)

La protección de los burros
Nosotros apoyamos a Walter Golsteijn instalado en Gipcy en pleno centro de Francia, en la región de Auvergne, que hace un trabajo considerable para la protección y salvaguarda de los burros. Este holandés, que creó en el 2007 Aide Aux Anes (Ayuda a los Burros), una asociación que tiene como fin mejorar la condición de vida de los burros, acaba de recoger a su animal número 56. Es un lugar de acogida para burros abandonados, maltratados o que ya no trabajan. La página de Ayuda a los Burros (www.aide-aux-anes.fr) permite que nos demos cuenta de la dificultad del trabajo y del valor de Walter que solo cuenta con las donaciones.

Walter Golsteijn Walter Golsteijn
Elisabeth-Svendsen Elisabeth Svendsen

Donkeys and Co. es también donante de The Donkey Sanctuary en Devon (Inglaterra). Fundado por Elisabeth Svendsen en 1969, el centro acoge y cuida directamente a más de 14.000 burros. Es la mayor organización mundial para la protección de los burros. Actualmente, cuentan con 10 centros en el Reino Unido y unidades móviles en todo el mundo: Egipto, Etiopía, la India, México… Elisabeth también creó la fundación EST (Elisabeth Svendsen Trust) para favorecer la relación de los niños inadaptados con los animales. La Dra. Elisabeth Svendsen nos dejó el 11 de mayo de 2011 a la edad de 81 años. Su acción no tiene comparación, ya que The Donkey Sanctuary habrá suministrado cuidados, en 2010, directa o indirectamente, a 400.000 animales en 29 países.

Nuestro COMPROMISO con los PRODUCTOS

Cada día estamos innovando en nuestras formulas y modificando nuestro método de trabajo para poder ofrecer productos más naturales y respetuosos con el medio ambiente.

Aceite de palma
Los problemas relacionados con el aceite de palma nos han obligado, sin renunciar a su utilización, a comprar en Colombia un aceite de palma Bio, certificado Ecocert y garantizado CSPO (Certified Sustainable Palm Oil). ¿Por qué?
Consideramos que el aceite de palma (extraído de la pulpa del fruto de la palmera) y el aceite de palmito (extraído de la almendra del fruto de la palmera) mejoran sensiblemente la calidad del jabón, porque limpian con suavidad y alimentan la epidermis en profundidad. En efecto, son muy ricos en ácidos grasos que tienen propiedades regeneradoras e hidratantes y en carotenoides, precursores de la vitamina A, que protegen y suavizan la piel.
El aceite de palma, originario de Guinea, se utiliza en cosmética desde hace 2 siglos y ha participado en el desarrollo de las industrias jaboneras de Marsella. Su utilización no es nueva; se encuentra en las vasijas halladas en las tumbas egipcias de hace más de 5.000 años.
Lo que está en tela de juicio es la reciente monocultura intensiva de la palmera en Indonesia y Malasia, dos países que concentran el 85% de la producción mundial y provocan un desastre ecológico: deforestación que entraña la desaparición de múltiples especies, contaminación, reducción de la biodiversidad…
Los productos de sustitución como el aceite de coco o soja no son mejores a nivel ecológico, ya que estas plantas, de menor rendimiento, obligan a aumentar las superficies cultivadas.
Por tanto, nosotros hemos decidido comprar estos productos únicamente a un productor comprometido con Ecocert, situado fuera del Sudeste asiático y, sobre todo, según las recomendaciones del WWF y de Oxfam, un productor certificado RSPO (Roundtable Sustanable Palm Oil) que solo ofrece aceite Bio CSPO (Certified Sustainable Palm Oil). Estas son las etiquetas que garantizan, por el aceite de palma, un marco sostenible y una agricultura razonable.

Aceite de Palma

EDTA
Recientemente, hemos revisado todas las fórmulas de nuestros jabones para retirarles el componente EDTA que, además de fijar los metales pesados, es muy poco biodegradable. El EDTA no se elimina en las estaciones depuradoras y, por tanto, poco a poco va a parar a los ríos.

Parabenes
Los parabenes han quedado desprestigiados por un estudio publicado en Inglaterra que señaló riesgos cancerígenos. Aunque en este momento, se considera que estos conservantes no tienen riesgos, nosotros hemos decidido no usarlos como medida preventiva. Por lo tanto, no los encontrarán en ninguno de nuestros productos.

For the Planet